Cómo impacta la automatización en el país

Más allá de la escasez de estadísticas y de las discusiones metodológicas, los empresarios y funcionarios en la Argentina suelen remarcar que la automatización está avanzando a pasos acelerados.

“Es un proceso muy heterogéneo”, marcó la semana pasada Martín Etchegoyen, el secretario de Industria, en un panel organizado por el Centro Argentino de Ingenieros, “es muy fuerte por ejemplo en la industria automotriz. Pero allí por ejemplo el margen de crecimiento es enorme: en la Argentina se venden 600.000 autos y deberían venderse un millón sólo para que el parque no envejezca. Con lo cual hay mucho margen para ganancia de productividad vía incorporación de máquinas y también crecimiento complementario a este proceso”, dijo.

Trabajadores versus máquinas

En la mira
La automatización pega más en el segmento medio de la distribución de habilidades y no tanto entre los empleados más calificados o los trabajadores de los niveles más bajos

Vulnerables
La Argentina presenta una situación más frágil porque el mayor crecimiento en el empleo se dio en la categoría definida como “cognitiva rutinaria”, que es la más expuesta a la automatización

Capacidad de reacción
Los jóvenes se están adaptando mejor a los cambios en el mercado laboral, desarrollando tareas cognitivas que son complementarias con las nuevas tecnologías

En ascenso
Los especialistas destacan que la automatización está avanzando a pasos acelerados en el mercado local, pero con un nivel de desarrollo muy heterogéneo, según la industria o el sector

Primer pelotón
La industria automotriz argentina es uno de los rubros en los que la robotización crece más rápido, aunque en el sector advierten que el margen para ganar en productividad es muy alto para poner en peligro el nivel de empleo

La Nación

Te gusto esto? Compartilo en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *