Con la suba de 40% en tercerización de servicios llegó una ola de juicios laborales contra firmas principales

Por suba de costos laborales, en los últimos dos años, hubo un incremento del 40% en el nivel de tercerización.  Al mismo tiempo, hay más reclamos en tribunales. Los expertos señalan que las firmas contratantes deben realizar un exhaustivo control para disminuir la posibilidad de un fallo en contra

Ante la fuerte suba de los costos laborales, servicios públicos y alquileres de oficinas, cada vez más empresas optan por dejar en manos de terceros todas aquellas tareas que no forman parte del “corazón” de su negocio. Hoy todo -o casi todo- es “tercerizable”.

Pero tomar esta decisión conlleva riesgos. Y si bien, en principio, podría parecer más económica, tal vez termine siendo mucho más costosa y resultar un verdadero dolor de cabeza para el empleador.

Es que en el ámbito judicial abundan los reclamos de empleados de firmas subcontratadas que solicitan directamente la responsabilidad solidaria de las empresas principales, en casos de incumplimientos contractuales.

Las leyes argentinas en materia laboral establecen claramente la figura de la responsabilidad solidaria para los tercerizados, lo que hace inviable eliminar este tipo de riesgo.

En gran medida, las demandas vinculadas con inobservancias en casos de tercerización son favorables a los trabajadores y esto tiene que ver con que la Justicia utiliza un criterio restrictivo contra esta modalidad a la hora de evaluar los hechos y determinar si, en realidad, se ocultaba una relación de dependencia.

La extensión de la responsabilidad solidaria alcanza no sólo a aquellos trabajos que atañen a la actividad normal y específica de la compañía sino también a aquellas actividades que resulten necesarias o complementarias e, incluso, a aquellos empleadores que se puedan encontrar vinculados por un proceso productivo fraccionado preocupa a los asesores de empresas.

Sólo en cuatro meses de 2017, en el ámbito de la Capital Federal, ingresaron 33.000 demandas para sólo 80 juzgados. Son un promedio de 100 juicios por mes y por juzgado, según los últimos datos de los que dispone la Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo, y el doble de los que pueden asumir los tribunales, que son unos 50 cada uno.

Al Servicio de Conciliación Laboral Obligatoria (Seclo) llegaron este año 47.725 expedientes y hubo 15.794 acuerdos.

Si bien la gran mayoría aun se vinculan a los accidentes de trabajo, los reclamos por la tercerización de servicios van ganando lugar.

Iprofesional

Te gusto esto? Compartilo en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *